El tambo que visitó Cristina Kirchner es de un ex intendente K denunciado por corrupción

El ex intendente de Lincoln fue denunciado por enriquecimiento ilícito. Antes de ser intendente le debía dinero a varios organismos y estaba embargado por los juicios iniciados por sus ex empleados a quienes había despedido sin pagarles la correspondiente indemnización.

2023   21/07/2017 Juan Silver

La ex presidenta y candidata a senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner, visitó ayer un tambo en la localidad bonaerense de Lincoln para comentar que “al productor (lechero) le aumentaron un 300% los costos”.

 

“Los productores (tamberos) le contaron que aumentó el gasoil, la luz y el alimento de las vacas. Dicen que así no se puede seguir”, añadió la ex presidente en cuenta personal de Twitter.

 

Pero lo que no indicó Fernández de Kirchner es que el tambo visitado pertenece a la firma El Apeadero Linqueño S.A. creada en 2008 por el ex intendente kirchnerista de Lincoln Jorge Abel Fernández (quien gobernó entre 2003 y 2015) y su hermano Walter Sergio Fernández. Ambos además comparten la titularidad de una panadería (Panadear S.A.).

 

En el año 2006 Patricia y Aníbal Galinelli, junto a Enrique Batistelli, denunciaron al entonces intendente Jorge Abel Fernández por presunto enriquecimiento ilícito. La causa recayó en la fiscalía de Silvia Ermácora, quien en 2011 decidió archivarla

 

En 2014 el  abogado patrocinante de los Galinelli y Batistelli, Manuel Solana, solicitó un jury de enjuiciamiento para Ermácora, el cual, luego de ser aprobado a comienzos de 2017 por las autoridades judiciales provinciales, se encuentra en curso.

 

En noviembre de 2016 el actual intendente de Lincoln, Salvador Serenal (Cambiemos), junto a un grupo de concejales locales, presentaron una denuncia penal contra Jorge Abel Fernández por defraudación a la Administración Pública, malversación de caudales públicos, administración fraudulenta de fondos públicos nacionales, provinciales y municipales, cohecho, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito.

 

“Luego de varios meses de efectuar una revisión administrativa sobre el estado de las cuentas municipales, advertimos irregularidades que prima facie configuran delitos por parte del ex intendente Jorge Abel Fernández y su entorno”, declaró por entonces Serenal.

 

Enriquecimiento ilícito y quiebra fraudulenta

 

Al ex intendente K se lo investigó por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento público y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, entre otros, por denuncia presentada en el 2006 por el ex concejal Aníbal Galinelli, con el patrocinio del Dr. Manuel Solana.

“Con las probanzas acompañadas por los denunciantes, se comprobó el precario estado económico financiero del denunciado antes de asumir a su cargo: le debía a todos los organismos fiscales (nacionales, provinciales y municipales), previsionales y de cobertura social (obra social de empleados), estaba inhibido y embargado por sendos juicios del fisco en trámite y todos sus ex empleados le habían iniciado juicios laborales, ya que los despidió sin indemnizarlos”, se detalla en la presentación. Y se agrega:

 

“Al comienzo de su gestión, el ex intendente de Lincoln era un insolvente económico; y, sin embargo, a menos de doce meses de haber asumido el mando del Ejecutivo Municipal en diciembre de 2003, en el 2004 efectuó por sí una inversión de 478 mil pesos en construcciones edilicias inherentes a su actividad comercial (panaderías) sin causal que seriamente lo justifique”.

 

También se menciona la compra de una serie de inmuebles por parte de Fernández. Entre las acusaciones, se destaca “ausencia de pericia contable”; “instrucción limitada hasta la denuncia”; “ausencia de investigación en su círculo familiar y de actividades vinculadas a los negocios”; “ausencia de requerimiento a justificar incremento patrimonial”; y “justificación aportada por la fiscal del incremento patrimonial sin sustento en prueba alguna”.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS