Julio De Vido: “De ninguna manera voy a renunciar”

481   20/07/2017 Juan Silver

El senador Fernando Pino Solanas terminó su discurso oponiéndose a las represas de Santa Cruz y los ambientalistas que llegaron al Senado de la Nación lo aplaudieron. El moderador de la audiencia pública, Javier Francisco Corcuera Quiroga, pidió calma. “Es tradición de esta casa no aplaudir”, dijo. En las audiencias, recordó, ni se aplaude ni se desaprueba; se escucha. A continuación, presentó al siguiente orador. “Presidente de la Comisión de Energía y Combustible de la Cámara de Diputados de la Nación, diputado Julio de Vido, adelante”. De Vido estaba en primera fila, se paró, pasó por delante del ministro de Energía, Juan José Aranguren, y llegó al estrado. Su palabra era la más esperada de la audiencia, aunque por motivos que nada tienen que ver con las obras.

 

El exministro de Planificación De Vido usó los diez minutos que tenía asignados y unos segundos más. Leyó rápido, pasando por alto algunos signos de puntuación. El silencio que había pedido Corcuera Quiroga se cumplió a rajatabla, tanto en el anexo del Senado como en El Calafate, donde la audiencia se seguía por streaming con suma atención.

 

Su discurso era tan esperado que el canal del Senado en Youtube pasó de las cerca de 400 visitas que tenía durante la exposición de Solanas a más de 6000 en pocos minutos. Los comentarios de los usuarios también se multiplicaron por diez, o quince.

 

Pero De Vido no habló ni se refirió de forma elíptica al proceso de expulsión de la Cámara de Diputados que iniciaron sus pares. Ya había planteado una defensa, por escrito, ayer. Luego, al ser abordado por periodistas, afirmó: “De ninguna manera voy a renunciar. Todo lo que expresé en el documento de ayer es lo único que voy a expresar”.

 

Ayer, mientras la comisión de Asuntos Constitucionales decidía avanzar con su expulsión de la Cámara, De Vido envió un documento de defensa, que hizo público también en redes sociales.

 

Hoy, durante la audiencia pública por las represas, intentó mostrarse como un diputado todavía activo. “Hablo a título personal, porque la comisión (de Energía, que preside) lo va a hacer en los próximos diez días y obviamente contendrá los consensos necesarios de todos los diputados de la comisión”, sostuvo.

 

De Vido se remontó a la historia de las represas sobre el río Santa Cruz, que comenzaron a a pensarse en los años setenta. Defendió el proyecto original, que contenía, entre otras cuestiones, entregar las obras a la provincia de Santa Cruz una vez que terminaran de pagarse. Atribuyó esa iniciativa a una cuestión de “federalismo”. Y la contrapuso con el “unitarismo energético, que vuelve a concentrarlo todo”.

 

En esa línea, también defendió el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, otro emprendimiento de su gestión al frente de Planificación que está cuestionado en la Justicia y que nunca produjo el carbón necesario para generar la energía programada. “No es cierto que se haya transformado para generar a gas. La idea era hacerlo dual, porque cerca del yacimiento de carbón hay uno de los yacimientos de gas más importantes de Argentina”, afirmó.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS