Impidieron a Milagro Sala hablar con Gustavo Sylvestre en Radio 10

La electa diputada del Parlasur, Milagro Sala, está detenida en el Establecimiento Nº 7 del Servicio Penitenciario jujeño, a 100 kilómetros de la capital provincial.

578   8/12/2016 Gastón Banegas

La líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, no pudo conversar con el periodista Gustavo Sylvestre, que la llamó desde Radio 10 al penal de Alto Comedero de Jujuy, donde permanece detenida desde enero pasado, según lo dispuso el juez Gastón Mercau.

“Estamos en comunicación ahora con Milagro Sala, que está detenida en el penal de Jujuy. Milagro, buen día, ¿cómo estás?”, introdujo Gustavo Sylvestre. Y Sala respondió: “Querido Gato, estoy con la oficial al lado y no me dejan hablar”.

“¿No puede decir nada?”, le preguntó el periodista. “¿Cómo está tomando las resoluciones de la ONU, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos?”, interrogó sin respuesta.

En ese momento, toma el teléfono una mujer que se identifica como la “oficial Domínguez, de la Unidad 3” y dialoga brevemente con Sylvestre. “Sabe que (Sala) no puede hablar porque no se encuentra autorizada por el juez. No puede seguir hablando”, dijo la guardiacárcel e interrumpió abruptamente la llamada.

Tras remarcar la prohibición que tiene Sala para hablar con los medios, el conductor resaltó que fue la oficial que tiene permanentemente al lado la que cortó la comunicación. “Esas son las condiciones en la que la tienen detenida”, enfatizó Sylvestre.

La electa diputada del Parlasur está apresada en el Establecimiento Nº 7 del Servicio Penitenciario jujeño, a 100 kilómetros de la capital provincial. Fue detenida el 16 de enero, imputada por “instigación” a raíz de un acampe de protesta frente a la sede del gobierno de Jujuy y, desde abril, se la investiga además por el presunto manejo irregular de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas populares, entre otras causas penales impulsadas por el fiscal de estado jujeño Mariano Miranda.

Meses atrás al menos 12 guardiacárceles jujeñas fueron imputadas por “violación de los deberes de funcionario público en coautoría” por un hecho ocurrido el 4 de junio pasado cuando, desde la cárcel, la dirigente social realizó una comunicación telefónica con Buenos Aires.

Esa llamada del 4 de junio tomó estado público luego de que Sala recibiera un llamado telefónico de parte de Gabriel Mariotto, “en el marco de las comunicaciones que tienen todas las personas privadas de su libertad” y la comunicación que “fue grabada por éste y luego reproducida en un Plenario del Partido Miles”, según comunicó la organización barrial Tupac Amaru.

Por ese motivo, el fiscal de Investigación 4 Aldo Lozano, quien inició “de oficio” el expediente y calificó de “muy grave” lo ocurrido porque “se violaron normas del Servicio Penitenciario”.

Según informó Lozano, “existe una normativa penitenciaria a nivel provincial y nacional sobre la prohibición absoluta de que las detenidas tengan celulares en su poder y puedan realizar comunicación hacia el exterior”.

“Esta prohibición es por razones de seguridad no solamente de las otras internas sino del mismo personal penitenciario. Otras personas puedan correr peligro si una detenida hace una comunicación al exterior”, explicó el fiscal.

En medio de la creciente presión internacional en pos de la liberación de Sala, el gobierno del radical Gerardo Morales desplegará este jueves en la capital jujeña un encuentro por “la paz, la unión y la libertad civil”.

“Vamos a juntarnos para reivindicar la paz lograda, esta libertad que ahora tiene todo el pueblo jujeño de poder transitar por las calles y de respetarnos más allá de las diferencias”, señaló días atrás Morales.

Desde el entorno del mandatario de Cambiemos remarcaron además que la convocatoria apunta a “celebrar un año de gestión”, tras la asunción el 10 de diciembre de 2015 Morales, tras gestiones consecutivas justicialistas desde 1983.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS