El encuentro de Movimientos Sociales en el Vaticano “no es contra Macri”

Lo aseguran dirigentes de Barrios de Pie y Movimiento Evita que asisten a un encuentro convocado por el Papa

409   4/11/2016 Gastón Banegas

Los delegados de dos de los movimientos sociales más importantes de la Argentina –Barrios de Pie y el Movimiento Evita—insistieron en entrevistas por separado con Clarín en que el Tercer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, que se celebra en Roma con el auspicio del Papa Francisco, “no es contra Macri ni ningún gobierno en particular”, pero aceptaron explicar las críticas que les merece el Presidente y la política de su gobierno, “que agravó la difícil herencia económica y social que dejó el gobierno anterior en perjuicio de los sectores más desposeídos”.

En nuestro país hay al menos un 40% de trabajadores informales, y este cuadro dramático ha estimulado el papel de los Movimientos Sociales. En particular, a partir de la sindicalización de los cartoneros, vendedores ambulantes, pequeños agricultores, manteros, trabajadors de empresas de reciclado y recuperación, se ha creado la CTEP, liderada por Juan Grabois (que se hizo “amigo, hermano, compañero”, dice, del Papa Francisco cuando en 2008 el “padre Jorge” era cardenal arzobispo de Buenos Aires).

La CTEP, que agrupa a los trabajadores informales y a los Movimientos Populares, ocupa ahora una posición central en las luchas sociales argentinas. Los sindicatos tradicionales resistieron al recién llegado e impidieron durante el gobierno de Cristina Kirchner que el ministerio de Trabajo les otorgara la personería social, que les dió rápidamente el ministro JorgeTriacca del actual gobierno.

El Tercer encuentro de los Movimientos Sociales aquí en Roma, culminará el sábado cuando los 170 delegados de 65 países de los cinco continentes le lleven al Papa las conclusiones de la asamblea, pidiendo “unidad y acción”. Jorge Bergoglio, que es el neto inspirador de este creciente movimiento, los recibirá en el aula Pablo VI de las audiencias generales. El primer encuentro tuvo lugar en el Vaticano en 2014 y el segundo el año pasado, cuando el pontífice visitó Bolivia.

Desde ayer y hasta mañana, los delegados, observadores e invitados se reúnen en comisiones generales y en grupos linguisticos para discutir y preparar el documento final. Hoy intervendrá en el Encuentro el ex presidente uruguayo José Mujica, que hablará sobre “la crisis de la democracia representativa y los retos de los movimientos para construir una democracia popular participativa”.

Tanto Daniel Menendez, de Barrios de Pie, como Gildo Onorato, delegado del Movimiento Evita (no viajó desde Buenos Aires el líder Emilio Pérsico), coincidieron en que el gobierno de Macri continúa la política de subsidios. “Pero es insuficiente porque el rumbo económico actual nos ha llevado en estos diez meses a un rápido deterioro social”, dijo Onorato.

El delegado del Movimiento Evita participó hace dos semanas del diálogo social con la ministro Carolina Stanley. “No creo que Argentina se recupere. Es necesario que el Congreso declare la emergencia social, que se aumente la asignación por hijo y se concrete en diciembre el aguinaldo social, como paliativos necesarios”, señaló.

Por su parte Daniel Menendez dijo que Barrios de Pie, organización que nació en los años ’90, “se ha consolidado en los barrios pobres”. Señaló que “el aumento de la inflación se sumó a la recesión para impactar sobre los empleos y castigar sobre todo a los trabajadores informales”.

“Una familia hoy necesita 12-15 mil pesos para llegar a fin de mes, pero se han perdido las changas, el único laburo que había a falta de nuevos trabajos estables, que dejaron de existir hace cinco años”.

“La falta de changas crea la necesidad de hacer sistemas alimentarios con asistencia plena del Estado y comedores. Los bonos que dará el gobierno en diciembre serán insuficientes. Si no hay una recomposición mínima, las cosas serán aún más difíciles y la verdad es que no se avizora un panorama mejor”.

Grabois, Onorato y Menendez sostienen que Papa Francisco, “ha sido para los movimientos un gran aire fresco en favor de la igualdad”. El pontífice argentino “critica el corazón del modelo económico, que se basa en el egoísmo, el descarte humano y la exclusión social”.

Francisco “es una gran referencia para los que luchamos en defensa de los sectores más humildes”.

Juan Grabois afirmó en su intervención durante el panel de apertura del Encuentro que “el Papa habla de la dictadura internacional del dinero, de una tiranía del dinero que reina en lugar de servir y contra la que nos estamos rebelando pacíficamente”.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS