La grieta llegó a La Cámpora: pelea entre “duros” y pro-macristas

Dos sectores de la juventud K se acusan entre sí. El extremista Larroque contra el “ambiguo” De Pedro. Los contactos con el PRO.

583   2/11/2016 Gastón Banegas

El eslogan “unidos y organizados” dejó de tener sentido desde que el kirchnerismo dejó el poder y La Cámpora no fue la excepción. La agrupación juvenil que comanda Máximo Kirchner tiene su propia grieta: por un lado está “el Cuervo” Larroque y por el otro Eduardo “Wado” De Pedro. El ala “depedrista” critica a los “larroquistas” por tener posiciones muy radicales y extremas en relación al gobierno de Macri. Incluso aunque esas ideas estén en sintonía con las expresiones públicas de CFK. En esta línea, el grupo de Larroque se siente legitimado por las intervenciones en redes sociales de la ex presidenta, quien suele criticar la política económica del Gobierno y sobre todo a la Justicia. Las críticas a “Wado” De Pedro se centran en tener una posición más ambigua. Critica al macrismo, pero dialoga con ellos.
Máximo hace equilibrio entre estas dos fuerzas. Larroque le aporta la mística kirchnerista de los leales a Cristina y De Pedro el diálogo con otros sectores. Con Emilio Monzó, el presidente de la Cámara de Diputados, suele intercambiar mensajes de texto. El encuentro entre Sergio Massa y Kirchner junior a fines de marzo de este año se realizó en el campo de “Wado” De Pedro en Mercedes. A su vez De Pedro le aporta diálogo con otros sectores del peronismo. El problema que tiene es la cantidad de peronismos que se disputan el liderazgo con vistas a los próximos comicios. Por un lado Urtubey y Bossio, catalogados como el peronismo cool; por otro Gioja, Scioli y la liga de los gobernadores, y la tercera línea, los más alineados al massismo. Esta última opción ya se volvió inviable: Stolbizer es un límite, y viceversa. En su discurso del jueves 27 de octubre en La Matanza, Máximo hasta dedicó un pasaje a la gestión de Massa: “¡Sabés como me hubiera gustado ser intendente de Tigre con Néstor y Cristina!”.
Para Randazzo también tuvo una breve referencia: “Fue compañero nuestro. Cristina le dio muchos recursos que él supo transferirlos a la gente”. Es cierto, renovar los trenes fue una decisión política de la ex presidenta, pero la decisión se tomó tras la tragedia de Once que evidenció la desidia del sistema ferroviario argentino.
El sector del peronismo bonaerense que más resiste a La Cámpora le pidió hace una semana a Fernando Espinoza, presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires, que saque a “Wado” De Pedro como apoderado del partido. El gesto de haber organizado el acto homenaje a Néstor Kirchner se interpretó como un gesto hacia la continuidad de La Cámpora.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
La Cámpora, contra Mauricio Macri: “Odia a los trabajadores”

534        
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS