Desnutricion en Salta

Salta: murió un nene wichi de dos años por un cuadro severo de desnutrición

99   26/01/2015 Gastón Banegas

Un niño de 23 meses, oriundo de la comunidad wichi de Morillo, murió el martes pasado en el hospital San Vicente de Paul de la ciudad salteña de Orán, donde estaba internado como consecuencia de un cuadro severo de desnutrición.

Según publicó el periódico El Tribuno de Salta, el 20 de enero último, pasadas las 21, Marcos Solís ingresó a la guardia del centro asistencial con un cuadro de “desnutrición severa”, tras ser derivado desde la localidad de Morillo, en el Chaco salteño.

“Se encontraba en grave estado, con un cuadro de desnutrición severa y deshidratación. Ingresó con abdomen distendido, por lo cual se le realizó una sonda nasogástrica”, explicó una fuente citada por el matutino salteño, que agregó que a los pocos minutos de ingresar al hospital, el pequeño sufrió un paro cardiorrespiratorio y si bien el equipo médico le practicó maniobras de recusación, no logró la reanimación del niño, que finalmente falleció.

El pequeño llegó acompañado de dos mujeres: una de ellas era su madre, quien está embarazada y tiene además otros dos hijos.

“Marcos medía 0,83 centímetros y pesaba apenas ocho kilos (a los dos años el peso medio ronda los doce, dependiendo de la contextura física), lo que representaba una desnutrición grado dos o desnutrición severa”, afirmaron las fuentes consultadas por El Tribuno.

Según la madre de Marcos, el niño tenía “diarrea y vómitos” y esto “generó un cuadro de deshidratación que, sumado a la desnutrición, lo llevó a la muerte”, concluyó la fuente.

Polémica por las estadísticas

Luego de que se conociera la muerte del pequeño, la directora del Hospital de Orán, Liliana Canini, admitió ante El Tribuno que el gobierno salteño cambió los índices para medir la desnutrición. Según la profesional, en los últimos años las tablas para medir el peso y la altura adecuada de un niño fueron “sustituidas”, algo que genera suspicacias entre los galenos, que sospechan que la finalidad del cambio es manipular los índices de desnutrición.

El segundo caso en lo que va del año

A comienzos de mes, Néstor Femenía, un niño qom de 7 años, murió en Chaco tras una larga agonía generada por diversas patologías pero, principalmente, por su organismo extremadamente debilitado a causa de la desnutrición crónica. Por entonces, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich había considerado que la difusión de la muerte del pequeño era una “operación política”, generando una oleada de críticas.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS