Caso Nisman

Capitanich justificó el escrache a Pachter y le pidió la foto del espía que lo seguía

74   26/01/2015 Gastón Banegas

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, manifestó este lunes, tras repetir el comunicado inicial que había publicado el Buenos Aires Herald, sus “dudas” de que el periodista del diario Buenos Aires Herald Damián Pachter haya sido seguido por un supuesto espía de la Secretaría de Inteligencia, al afirmar que “si efectivamente” ha tomado una fotografía a su perseguidor, “lo que tiene que hacer es publicarla” para que se verifique “si es un agente”.

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el funcionario dijo que “si efectivamente ha habido una fotografía (de un espía), lo que tiene que hacer (Pachter) es publicarla para que se tomen cartas en el asunto y verificar si efectivamente es o no es un agente de inteligencia, en virtud de la desclasificación de toda la información correspondiente”.

“Es absolutamente pertinente tener toda esta información”, reclamó Capitanich.

Asimismo, culpó al propio Patcher de que Aerolíneas Argentinas haya difundido los datos de su vuelo. El ministro coordinador aseguró que se difundieron los datos porque “Patcher los había hechos públicos previamente”. “El comunicado de Aerolíneas se efectúa en virtud de la repercusión del caso, ante un hecho de repercusión pública se ha hecho conocer esta información”, remarcó Capitanich.

En un momento de la conferencia, se le preguntó quién maneja la cuenta de Twitter de @CasaRosadaAR desde donde se publicaron los datos privados del periodista que se exiliaba perseguido. Pero no contestó la pregunta y en cambio aseguró que “en Argentina hay plena seguridad para todos los periodistas en el marco de la libertad de expresión”.

En otro orden, Capitanich rechazó que las escuchas telefónicas de diálogos entre Luis D’Elía y el dirigente islámico Jorge Alejandro “Yusuf” Khalil, que formarían parte de la denuncia del fallecidos fiscal Alberto Nisman, no prueban la existencia de “un plan de encubrimiento” a Irán en la causa AMIA. “No es un delito concurrir a la Casa Rosada, ni tampoco es delito establecer con ningún funcionario del gobierno”, advirtió Capitanich, en defensa del ex dirigente piquetero y advirtió que “pretender asociar eso con un plan de encubrimiento como un elemento probatorio es una falacia argumental que no tiene ningún tipo de asidero”.

El viernes, por Radio Mitre, se difundió el contenido de algunos de los audios que integrarían la denuncia que Nisman realizó contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, donde se revela el vínculo de dos de los imputados, Luis D’Elía y el dirigente islámico Jorge Alejandro “Yusuf” Khalil, con funcionarios argentinos de primer nivel y el nexo de ambos con el gobierno iraní.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS