Choque en cadena en la ruta 9 a la altura de Trancas

1855   17/10/2017 Juan Silver

El regreso a Tucumán tras un fin de semana largo se volvió violento para decenas de personas. Los pasajeros de uno de los colectivos involucrados en el siniestro salieron corriendo porque creyeron que el vehículo se estaba por incendiar

 

“Veníamos todos en fila. Todo esto ocurrió por un auto que se largó a pasar desde atrás a todos los vehículos. Cuando llegó a la curva vio que no le daba, que venía alguien de frente y se volvió a meter a la fila. Ahí empezaron a frenar todos y pasó este accidente”, contó Ramiro Senes, chofer de uno de los dos colectivos que protagonizaron, junto con dos automóviles y una moto, un choque en cadena anoche en la ruta 9, a la altura de Ticucho.

Senes, que viajaba como acompañante en un ómnibus de La Veloz del Norte, contó que su compañero quiso evitar el choque contra el vehículo que venía adelante pero no pudo sortear el impacto que sufrieron desde atrás. Fueron embestidos por un micro de la empresa San Pedro de Colalao que se llevó la peor parte: tenía todo el frente destrozado y algunos asientos volcados hacia adelante.

 

“Cuando nos pega el colectivo, nosotros impactamos al auto”, agregó el chofer. Sobre ese vehículo no trascendieron más detalles, porque el propietario se lo llevó minutos después del choque, que ocurrió alrededor de las 21.

 

Según contó el titular del servicio de emergencias 107, varias ambulancias salieron hacia el lugar y volvieron con ocho pasajeros del micro que estaban más golpeados. “Cuatro mayores fueron al Padilla y uno al Centro de Salud, mientras que tres menores fueron trasladados al hospital de Niños. Todos están fuera de peligro”, confirmó Francisco Barreiro. Cuando LA GACETA llegó al lugar, ya no había pasajeros de este colectivo. Sí, en cambio, estaban parados en la banquina los viajantes del otro ómnibus, que esperaban subirse a un Flechabús. Pese al siniestro, todos se encontraban tranquilos y la mayoría de ellos buscaba señal para avisar a sus familiares que se encontraban bien. “Venía todo normal. Yo estaba en la parte trasera, por eso no vi lo que pasó adelante, pero sentí dos golpes muy fuertes desde atrás”, comentó Exequiel Lencina, uno de los pasajeros.

 

“Yo venía durmiendo, así que sólo sentí una frenada brusca y luego los golpes. El colectivo se tiró a la banquina y ahí comenzaron los gritos porque había olor a humo y creíamos que iba a explotar el micro. La verdad, llevó años haciendo este trayecto y nunca me había pasado nada”, relató Luana Zapana.

Hasta el lugar llegaron efectivos de la Regional Norte, de Vialidad, bomberos y el fiscal Washington Navarro Dávila. “Nunca un lunes se ve pasar tanta gente, es que están volviendo del fin de semana largo”, estimó un empleado de Vialidad que prefirió mantener su nombre bajo reserva. El tránsito se reactivó poco después y la enorme mayoría de vehículos pasaba de norte a sur.

Estos rodados no fueron los únicos involucrados en el choque. “La frenada desencadenó una serie de colisiones en cadena. Yo me encontré de frente con una combi. Me estaba por largar a la banquina pero tenía un motociclista atrás, de ese lado, y lo iba a tirar a cualquier parte, así que sólo pude frenar. El chico de la moto me chocó y casi termina adentro del auto. Se salvó porque tenía casco. Pero sí he visto varios autos que evitaron ser chocados porque se tiraron al costado de la ruta”, comentó Oscar Martínez, quien viajaba en un Ford Ka.

642

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS