Liberaron a cuatro de los cinco detenidos por el crimen de Araceli Fulles

499   25/09/2017 Juan Silver

Ya pasaron cinco meses de que encontraran a Araceli Fulles, estrangulada y enterrada en la localidad bonaerense de José León Suárez. El único acusado que aún está con prisión preventiva es Darío Badaracco, el dueño de la casa donde apareció el cuerpo.

 

En las últimas horas la Justicia decidió liberar por falta de mérito a otros cuatro acusados, pero aunque estén libres seguirán sujetos a la investigación. Se trata del hermano del principal acusado, Hernán Alberto Badaracco; Carlos Damián Cassalz, Marcelo Ezequiel Escobedo y Hugo Martín Cabañas. Los cinco sospechosos habían sido imputados por el delito de homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas y, de ser encontrados culpables, podrían recibir una pena de reclusión perpetua.

 

La muerte de Araceli Fulles

 

El último contacto que tuvo Araceli con su familia fue durante la madrugada del 2 de abril. Después de salir con sus amigos le había mandado un mensaje a su mamá en el que le decía: “Prepará las cosas para el mate que estoy yendo para casa”. Lo cierto es que no volvió y la buscaron durante casi todo un mes hasta que apareció sin vida.

 

El cuerpo de la joven apareció el 27 de abril gracias a la colaboración de los perros de los bomberos de Punta Alta debajo de escombros en el patio de la casa de Badaracco en Alfonsina Storni al 4400. La autopsia reveló que había muerto por asfixia mecánica por estrangulamiento con un elemento compatible con precintos plásticos.

 

Antes de ser imputado, Badaracco había declarado tres veces como testigo y la última, horas antes de que encontraran el cuerpo, admitió haber mantenido relaciones sexuales con Araceli la noche de su desaparición. Cuando la policía lo fue a buscar ya no lo encontró y pudo seguir prófugo durante casi 24 horas, hasta que una vecina de la villa 1-11-14 del Bajo Flores lo reconoció por la calle y lo denunció.

99

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS