Un barco del sindicalista Caballo Suárez fue descubierto en una operación de contrabando

1007   19/08/2017 Juan Silver

Una embarcación perteneciente a la empresa naviera “Maruba”, cuyo control accionario derivó en una investigación e imputación sobre el sindicalista Omar “Caballo” Suárez por “falta de transparencia” y sospechas de lavado de dinero, fue sorprendida en una operación de contrabando tras un operativo conjunto de Prefectura Naval y Aduana en el puerto de Zárate.

 

Fuentes de Prefectura confirmaron el operativo y aclararon que todavía se trabaja para determinar la valuación del material incautado, que consta de repuestos para la reparación de barcos.

 

El buque remolcador, bautizado “Vibrador”, procedía del puerto uruguayo de Nueva Palmira cuando fue abordado por agentes de Prefectura Naval y la Aduana. En ese momento fue requisada otra nave perteneciente a la misma firma, ambas prestan servicio de asistencia de entrada y salida a grandes buques, que estaba amarrada en el puerto.

 

Se sospecha que el material secuestrado, que intentaban importar al país de manera ilegal, estaba destinado a la reparación de otras embarcaciones pertenecientes a “Maruba”.

 

En septiembre pasado, el fiscal federal Ramiro González imputó a Suárez por lavado de dinero, sospechado de pertenecer a distintas sociedades del negocio naviero y ante la dudosa procedencia de los fondos de las mismas.

 

“Se halló una falta de transparencia en el origen de los fondos invertidos en tales sociedades, resaltando que el objetivo de las personas que la constituyen habría sido obtener el control accionario de la empresa ´Marítima Maruba SA´ toda vez que posee el monopolio de transporte de cargo de las rutas marítimas y fluviales de Argentina, presumiendo que tales inversiones habrían sido realizadas mediante ardides”, sostuvo el fiscal al pedir abrir una acusación contra el sindicalista.

 

Suárez, detenido en la cárcel de Marcos Paz tras ser procesado como presunto miembro de una “asociación ilícita”, es investigado por administración fraudulenta cuando fue Secretario General del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), y también por extorsión a empresarios navieros mediante la protesta en los que paralizaba la actividad.

 

El fiscal dio curso a una denuncia que acusaba a Suárez de formar parte, o bien su entorno, de empresas de la actividad. Entre ellas se cuentan la “Fundación Azul para el cuidado y preservación del medio ambiente marino, fluvial y lacustre”, “Marítima Maruba SA”, “Mercantes SA”, “Pescamarine SA” y “San Jorge Marítima SA”.

(Visited 204 times, 1 visits today)

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS