La madre del chico asesinado por un gendarme provocó daños en el Centro de Salud

1246   28/04/2017 Juan Silver

La Policía tuvo que reforzar la guardia del Centro de Salud luego de que la madre de Braian Jerez generara incidentes en ese lugar. “La mujer, al enterarse de la noticia del fallecimiento de su hijo, sufrió una crisis de nervios y rompió el vidrio de la guardia”, advirtió Miguel González, médico director del Centro de Salud.

El facultativo dijo que fue necesaria la intervención del personal de seguridad. “Por cuestiones de prudencia, buscamos calmar a la mujer que, en esos momentos, estaba acompañada por un solo familiar. Se la atendió y todo volvió a la normalidad”, explicó.

En un primer momento, se había informado que fueron varias las personas que habrían generado incidentes y que los médicos de la guardia habían sido castigados por los familiares de Jerez. “Eso no es cierto. El hecho fue protagonizado por una sola persona y el personal del hospital no sufrió ningún ataque”, insistió.

Chico problemático

El joven, según los datos que maneja la Policía, habría sufrido problemas de adicciones. Aunque hasta el cierre de esta edición no habían recibido la planilla de antecedentes, sospechan que podría haber estado involucrado en robos menores.

“Era un chico problemático desde que se hizo adicto a las drogas. Antes era un pan de Dios. Lástima que se juntó con malas personas que lo terminaron llevando a la muerte”, comentó Juan Carlos Medina, vecino del gendarme que aseguró conocer al chico.

Los vecinos confirmaron al diario LA GACETA que el chico vivía a unas 10 cuadras donde fue herido. “Este es otro joven que va al cementerio por culpa de la droga. Él, como muchos de su edad, está condenado a muerte por la porquería que están vendiendo en los barrios. Si no los matan los transas, o por robar, se terminan suicidando. Es muy duro lo que estamos viviendo”, indicó María Laura de Fernández.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS