Ocho meses de prisión preventiva para el comisario de Tafí del Valle

Lo acusan por el homicidio de los agricultores

1250   14/02/2017 Rogelio Parolo

Con la firma del juez de Instrucción Mario Velázquez estampada en la última de las 70 fojas que posee el documento, se ordenó la prisión preventiva para el comisario Dardo Romano. El imputado estaba al frente de la comisaría de Tafí del Valle cuando se produjeron los homicidios del agricultor Oscar Martín Moreno y su hijo Oscar Orlando Moreno.

La medida había sido solicitada por la fiscala de Instrucción Mónica García de Targa, quien consideró conveniente para la investigación que Romano permanezca preso durante los próximos ocho meses. El juez Velázquez hizo lugar, basado no solamente en las acusaciones de los testigos sino en otros indicios que existirían en contra del comisario pero que todavía no tomaron trascendencia pública.

El fallo de Velázquez fue bien recibido por la abogada querellante, Natalia García Salemi. “Nadie les devolverá la vida a los Moreno, al dolor de la familia no lo borrará nadie. Pero por lo menos hay justicia y el mensaje para la sociedad es que todavía se puede creer en ella”, destacó la letrada. “Ahora vamos a probar -advirtió- que los otros policías fueron partícipes necesarios”. En ese sentido, García Salemi adelantó que solicitará el cambio de carátula de la causa. “La causa está calificada como ‘homicidio y otros delitos’, pero vamos a pedir que se la califique como doble homicidio agravado por abuso de autoridad en cumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”.

La decisión se tomó pese a los reclamos del defensor de Romano, Juan Luis Hermosa, quien durante la semana pasada había exclamado que uno de los disparos que había recibido Oscar Martín, el de la mano, también había rozado una pistola. Con esto, argumentó que el fallecido estaba empuñando el arma y que se había tratado de un enfrentamiento.

Todavía no está del todo claro el episodio en el que fueron asesinados los Moreno, ocurrido el domingo 15 de enero, en plena temporada alta para Tafí del Valle. Desde la familia de las víctimas siempre se aseguró que el desencadenante fue un pedido de coimas por parte de la Policía. Desde la fuerza insistieron en que los agricultores quisieron burlar un control vehicular, por lo que se produjo una persecución y posterior tiroteo.

Ese día fueron aprehendidos los 16 policías que intervinieron en el hecho. Sin embargo, 24 horas después el juez Velázquez firmó el cese de aprehensión para 15 de ellos. Solo el comisario Romano quedó preso.

Pero luego seguirían ocurriendo situaciones confusas, esta vez con los policías federales que tenían la responsabilidad de realizar las pericias balísticas. Primero denunciaron un intento de asalto en la ruta, a la altura de Rosario, cuando viajaban con las pruebas hacia Buenos Aires. Y más tarde la pérdida del resultado de pericias importantes para la causa, aunque García de Targa aclaró que solo se trataba de las copias y que los originales estarían resguardados.

177

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS