Consecuencias del temporal

Con la crecida del Marapa aumenta la angustia en el sur tucumano

Unas 10 familias debieron ser evacuadas y muchos permanecen en la ruta cobijados en carpas improvisadas. A algunos pueblos solo se puede llegar en lancha

149   6/03/2015 Gastón Banegas

La lluvia, que no da tregua, mantiene la angustia en miles de pobladores del sudeste tucumano que permanecen anegados, y en muchos casos sin poder salir de sus casas, a causa del desborde de ríos y acequias de la zona. Ayer la situación se agravó al crecer un poco más el Marapa (tras la apertura de las compuertas del dique Escaba) e inundar los barrios Villanueva y Los Cercos de La Madrid. De estos complejos habitacionales, ubicados cerca del cauce, fueron evacuadas unas 10 familias, las que se sumaron a las 13 que permanecen en la escuela Provincia de Jujuy. Estas últimas fueron rescatadas en canoas de los parajes Sol de Mayo, Los Jerez, La Costa y Árboles Grandes, ubicados en proximidades de la cola del dique Frontal. El Marapa desbordó en La Madrid alrededor de las 23 del miércoles. “Desde las 18 comenzó a crecer el cauce, hasta que en la noche una correntada se nos vino encima. De inmediato atinamos a sacar a los chicos y a los animales hacia la ruta. Ahí improvisamos un corral y armamos carpas para protegernos de la lluvia” relató Héctor Llevar. La corriente, de hasta un metro de altura, invadió las casas y dañó muebles y electrodomésticos. Los damnificados que se negaron a ser evacuados, se mantuvieron custodiando a la orilla de la ruta los pocos bienes (entre ellos los animales) que lograron salvar de las aguas.

Alerta máxima
“La situación sigue muy complicada en razón de que el nivel de las aguas no cede. Y en este momento hay una vigilancia permanente del Marapa porque, si continúan las lluvias, está el riesgo de que inunde a todo el pueblo”, dijo Dardo Herrera, comisionado comunal de La Madrid. El temor era patente entre los vecinos que, durante la jornada, se mantuvieron por grupo, en el puente sobre el Marapa, observando la evolución del cauce. “Rogamos que deje de llover, porque aquí se vive con un miedo permanente ante la amenaza que representa el río crecido. Hay además mucha gente que está atrapada en medio del agua. Pobre el que se llegue a enfermar”, aseguró Pedro Ríos. En La Madrid se conformó una mesa de emergencia integrada por distintos organismos del Estado, la que se abocará a atender la situación de las casi 400 familias que están acorraladas por las aguas y sin poder salir de sus casas.

Entre éstas, además de Sol de Mayo, Los Jerez y La Costa, figuran Los Agudo, Las Juntas, Sud de Trejo, Palomino, Melcho, Los Pérez, Niogasta, Sud de Lazarte y Esquina, en el departamento Simoca. A éstas poblaciones, a la que solo se puede ingresar en lanchas o canoas, se hicieron llegar alimentos y remedios. El Area Sur del Siprosa también realizaba en la zona un relevamiento sanitario. En la tarde de ayer Herrera, junto al director de Defensa Civil, Fernando Torres , y personal del ministerio del Interior, sobrevolaron en un helicóptero del gobierno las zonas que permanecen bajo el agua. “La idea es también recorrer el Marapa a fin de verificar las condiciones en que se encuentra desde su origen en el pedemonte. De esta manera se podrán también tomar algunos recaudos en caso necesario” advirtió Herrera.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS