La mejor noticia para Marcela Kloosterboer

Su marido estuvo internado poco más de un mes, pero las novedades parecen alentadoras. Con este panorama, y mucho mejor anímicamente, la actriz camina tranquila y disfrutando de Juana, la hija que tienen en común.

722   3/12/2016 Gastón Banegas

Desde el viernes 21 de octubre la incertidumbre se apoderó de la familia y el hermetismo se transformó en el mejor aliado para no crear falsas expectativas ni seguir alimentando rumores. Marcela Kloosterboer (33) tuvo que luchar por su marido, Fernando Sieling (34), quien estuvo internado en el área de salud mental del Hospital Italiano luego del brote psicótico producto, según trascendidos, de haber consumido ayahuasca en el último viaje que realizó con sus amigos al norte del país.
Por su parte, la familia, intentando poner paños fríos ante esta situación, que pareció desesperante, insistió con que sólo sufrió un pico de estrés. Con el correr de los días, la actriz fue saliendo a flote y recuperando sus actividades cotidianas y su lugar en el trabajo como empresaria de moda. “Estamos juntos, somos una familia. No hubo crisis de pareja ni violencia”, fueron las palabras de Marcela luego de la internación. Fue la única vez que se explayó sobre el tema que tiene a su pareja, con quien cumplió 9 años de relación, como protagonista absoluto.
La fecha del alta se mantuvo escondida y, desde ese momento, Kloosterboer decidió encarar la vida nuevamente y abocarse a la crianza de su hija Juana (8 meses). Ya corrió mucha agua bajo el puente y ya habrá llorado lo suficiente como para detenerse en el tiempo. Ya no hay lugar para eso. Su hija tiene prioridad, y la pequeña demanda una madre fuerte anímicamente y que esté presente en todo momento. Por todo esto, se levantó, puso su mejor cara y salió al ruedo a hacerle frente a todo lo que se le ponga enfrente. Con la bebé como aliada, la única capaz de sacarle una sonrisa en esta etapa de su vida, tan particular.
Volver a empezar. Las salidas se volvieron algo común. Nada de estar en su casa o en el hospital, pendiente de novedades. Esta tranquilidad podría ser sinónimo de mejorías dentro del cuadro de salud de Sieling, que el fin de semana pasado estuvo en la boda de una pareja amiga.
En los tiempos que corren, las redes sociales se transformaron en el termómetro, el lugar donde los famosos muestran sus estados de ánimo. La actriz utilizó este canal para dar claras muestras de que todo anda bien a su alrededor y que hay lugar para disfrutar mientras su esposo se recupera favorablemente. Continuando por la misma senda, el último fin de semana, Marce, Juanita y su niñera anduvieron por el barrio de Palermo, puntualmente en su local de zapatos, ayudando a las empleadas.
Atendió a la gente, acomodó cajas y no paró un segundo. Al mediodía se cruzó a una panadería a comprarse algo para comer. A la tardecita se subió a su auto y se fue a su casa a descansar, luego de un día agotador. De buen semblante y simpática a la hora de las fotos, no muestra síntomas que denoten desmejoramiento. Señales que acreditan e indican que todo está volviendo a su lugar… ¿será así?

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS