El novio escondido de Graciela Alfano…

En el frío de Nueva York, la actriz se encontró con el amor que empezó a gestarse en nuestro país. Dicen que ha comenzado una relación con un empresario argentino que vive en EE.UU. y que le organizó el viaje haciéndose cargo de los costos.

1149   12/11/2016 Gastón Banegas

La genética no se consigue en las góndolas del supermercado. Viene de fábrica y no tiene fecha de vencimiento. Con 63 abriles, Graciela Alfano reivindica los beneficios inigualables de haber nacido con un ADN distinto de las mujeres de su generación. Sí, claro, obvio que las ventajas de la ciencia han contribuido a que hoy luzca una figura privilegiada, pero es innegable que la naturaleza ha aportado una cuota todavía mayor. “Lindísimo y frío día en New York. Hay que salir abrigados. Yo me sumo al Nudeart en las redes” escribió la actriz en su cuenta de Twitter, a la que subió un breve video en el que se la puede ver, a través de un ventanal, prácticamente sin ropa.

Un regalo que Graciela les quiso ofrendar a sus miles de seguidores, quienes, obviamente, no tardaron en elogiarla por conservarse tan vigente y seductora. Tan linda se la ve que, se comenta, Grace ha conseguido un novio en la mencionada ciudad estadounidense. Si bien no trascendieron detalles de su nueva pareja, se trataría de un acaudalado empresario del rubro inmobiliario, separado y perteneciente a una camada más joven.
Es más, el viaje que realizó a NY no habría sido programado por la ex jurado del Bailando como un paseo más, sino que, al parecer, obedeció a una invitación que recibió de este hombre, tras el flechazo mutuo que los unió, aparentemente, por las redes sociales. Unos días atrás, el rostro de Graciela a cara lavada recorrió los diarios de varios países, aunque no por las bondades de su silueta ni por su propio apellido. Fue por su gesto, casi de reverencia, cuando lo vio a Matthew McConaughey ingresando al hotel donde ella se hospedaba. Boquiabierta, la rubia se mostró vulnerable ante la facha del actor. En esa no tuvo suerte, pues él pasó derecho y ni siquiera la miró. Todo no se puede

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS