Fernanda Iglesias, tras denunciar a su ex: “Estuve activa en las peleas”

La panelista habló del episodio violento que protagonizó con el padre de su hijo. "Nunca tuvimos la fuerza de voluntad para cortar este vínculo", reconoció.

899   30/06/2016 Rogelio Parolo

Fernanda Iglesias rompió ayer el silencio en el ciclo de Martín Liberman y confirmó la denuncia que realizó contra el padre de su hijo, el productor Pablo Nieto, por violencia de género. “Tuvimos una situación muy violenta y dije: ‘La próxima puede ser grave’”, reconoció.

Iglesias y Nieto fueron papás en febrero de 2011 de Jeremías.
“No hice la denuncia antes, pero después me di cuenta de que estaba cayendo de vuelta en el: ‘Es bueno, me cuida, me cocina’
Tal como publicó en exclusiva BigBang, Iglesias y el productor protagonizaron un violento episodio en la madrugada del sábado cuando, tras una discusión en la casa de la madre de Nieto, el productor la atacó a golpes en la calle. Y, aunque evitó dar detalles de lo que sucedió, la periodista confirmó que realizó la denuncia.

“No es una venganza. No es con bronca. No es en contra de alguien, no es para que piensen que es un hdp. Es una buena persona, un excelente padre y profesional, con quien tuve un vínculo que tuvo problemas de ambas partes. Mi instinto me llevó a la Oficina de violencia doméstica y me di cuenta de que estaba bien”, arrancó la panelista.

LAS SEIS FRASES MÁS FUERTES DE FERNANDA

“Es una decisión dificilísima. La denuncia se la hace a la persona que uno ama, uno no deja de amarlo. En mi caso es el amor de mi vida y se hace con todo el dolor del alma”.
“Necesité algo extra, de afuera, un límite externo que nos ayudara a él, a mí y a mis hijos. Es para ayudarnos”.
“Él me gusta, es cariñoso, me cocina. Lo hago para que nos ayuden. Tiene prohibición de acercarse a mí y eso nos va a ayudar”.
“Me he peleado muchas veces y estuve activa. No es que pegué piñas, pero estuve activa y por eso lo dejé pasar”.
“Sigue viendo a su hijo porque confío plenamente en él como padre, pero no en nosotros. No quiero que le pase nada malo”.
No tuvimos la fuerza de voluntad para cortar este vínculo que nos hacía mal porque nos amamos, nos gustamos, pero el amor no alcanza
Nieto e Iglesias fueron padres en febrero de 2011 de Jeremías y, según ella misma aclaró, el vínculo entre el productor y su hijo sigue en pie pese a la denuncia. “Sigue viendo a su hijo porque confío plenamente en él como padre, pero no en nosotros. No quiero que le pase nada malo. Él puede trabajar, puede tener otra novia, pero conmigo no”, aclaró, y reconoció: “No lo pudimos entender, ni solucionar”.

La pareja discutió en la calle el sábado por la madrugada. Hubo golpes.
Tras reconocer que ella también tenía que someterse a un tratamiento psicológico, Iglesias reconoció que los maltratos comenzaron hace tiempo. “No hice la denuncia antes, pero después me di cuenta de que estaba cayendo de vuelta en el: ‘Es bueno, me cuida, me cocina’. Es una decisión dificilísima. La denuncia se la hace a la persona que uno ama, uno no deja de amarlo. En mi caso es el amor de mi vida y se hace con todo el dolor del alma”, lamentó.

“No tuvimos la fuerza de voluntad para cortar este vínculo que nos hacía mal porque nos amamos, nos gustamos, pero el amor no alcanza
“No pudimos solucionarlo y se llegó a un extremo. Dije que no podía pasar de ahí porque era peligroso. No tuvimos la fuerza de voluntad para cortar este vínculo que nos hacía mal porque nos amamos, nos gustamos, pero el amor no alcanza. Necesité algo extra, de afuera, un límite externo que nos ayudara a él, a mí y a mis hijos. Es para ayudarnos”.

La periodista le puso fin a su relación: “Puede tener otra novia, pero conmigo no”.
“Me he peleado muchas veces y estuve activa. No es que pegué piñas, pero estuve activa y por eso lo dejé pasar
La violencia, según Iglesias, era de ambas partes. “Me he peleado muchas veces y estuve activa. No es que pegué piñas, pero estuve activa y por eso lo dejé pasar”, confesó, y se anticipó a la posible condena social que podría recibir el padre de su hijo: “Se demoniza a una persona y se santifica a la otra. Hay una persona que tiene más fuerza que la otra, porque es fácil demonizar a alguien y no me parece justo”.

“No me gustaría que se lo estigmatice, ni que en el trabajo tomen represalia con él. No insté algo penal, quiero que la Justicia nos ayude a separarnos.
“No me gustaría que se lo estigmatice, ni que en el trabajo tomen represalia con él. No insté algo penal, quiero que la Justicia nos ayude a separarnos. Porque él me gusta, es cariñoso, me cocina. Lo hago para que nos ayuden. Tiene prohibición de acercarse a mí y eso nos va a ayudar”, remató.

189

LE PUEDE INTERESAR
Una famosa denunció a su novio por violencia de género y ahora… ¡se casan!

622        
El Polaco llevará a la justicia a Fernanda Iglesias

621        
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS