Solo en Tucumán, una bala perdida terminó en la cabeza de un policia vial

6191   24/11/2017 Lopez Jorge

Un curioso episodio ocurrió ayer pasada las 21 horas cuando en la guardia del hospital Padilla, recibieron a un hombre en perfectas condiciones pero con un proyectil inscrustado en la frente. Se trataba de Daniel Gerardo Aragón García, un policía de 36 años quien reviste el grado de cabo 1° y presta servicios en la policía de Seguridad Vial.

Según el propio relato de García a la guardia, eran cerca de las 21.15 cuando charlaba en la vereda de su casa con un vecino, en el B° 11 de enero. De pronto (por razones que aún se desconocen) sintió un fuerte impacto en la cabeza y cayó pesadamente al suelo. El hombre que se encontraba junto a él, completamente desconcertado y sin saber que sucedía, lo auxilió rápidamente y lo llevaron en un vehículo particular hacia el hospital Padilla.

Al llegar a la guardia, los profesionales notaron al paciente estable, lúcido y sin revestir gravedad, no obstante, manifestaba dolores en la cabeza a la altura de la frente y pequeñas manchas de sangre en el pelo. Al revisarlo más minuciosamente, tuvieron que rapar parte del cabello y descubrieron un objeto de plomo incrustado en la zona, se trataba de un bala presuntamente perdida.

Por otro lado la policía se contituyó al lugar del hecho, entrevistó a los vecinos y todos coinciden en el mismo relato, incluso el de García, lo que hace suponer que se trató de una bala perdida cuando se encontraba en la vereda. De igual modo tomó intervención la fiscalía de turno quien ordenó una serie de exámenes tales como el Dermotest y Toxicológico. Mientras tanto, el policía vial no reviste gravedad alguna.

Fuente Periodico Movil

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS