Larissa Riquelme se quebró al hablar de Jonathan Fabbro: “Ayer lo vi y ustedes no se imaginan el dolor que tuve”

1748   22/12/2017 Juan Silver

Esta mañana, Larissa Riquelme sorprendió al salir al aire con Nosotros a la Mañana, el ciclo de Fabián Doman. Allí lloró y defendió a su novio, Jonathan Fabbro, y cargó contra la menor que habría sufrido el abuso del futbolista.

 

“Ayer lo vi y ustedes no se imaginan el dolor que tuve. Es insoportable. No hay palabras que puedan explicar la situación en la que se encuentra. Ustedes no saben cómo está durmiendo, en un lugar horrible. Fue un golpe muy fuerte para mí. Me desvanecí cuando lo vi. Él no se merece. No me explicó por qué lo hacen, justamente a él que nunca le hizo daño a nadie”, confesó. .

 

“Cuando nos peleamos, él jamás me responde. Simplemente se calla. Nunca me levantó la voz, nunca me levantó la mano. Jamás. ¡Jamás! Es una persona tranquila. Y ayer lo vi desvanecido, arrodillado, llorando me dijo: ‘¿Por qué a mí? Nunca le hice daño a nadie'”, aseguró.

 

“No encuentro aún algo que pueda definir que si hubo (abuso). Lo puedo decir porque conozco al menor y conozco a mi pareja”, sostuvo. “Hace muchos años tuve una conversación con una persona, con una menor -explicó, en obvia referencia a ahijada del futbolista-. Me habló de un romance que tenía con una persona, que estaba enamorada, que quería tener hijos. Tenía siete u ocho años. Como un año o dos (más tarde), ella seguía supuestamente enamorada de una persona, inventando una fantasía en la cabeza de que tenía una relación”, indicó.

 

“Yo la había inducido a ella de que eso estaba mal, que uno no puede enamorarse de una persona, que no puede tener hijos con un tío, padrino, sobrino, papá, que eso no existe, que eso no se puede. Y me decía que sí, me decía que supuestamente le pidió para ser su novia, que se besa…”, agregó.

 

“Cuando hablé con la persona con la que supuestamente le había pedido para ser el novio, que la había besado, que le había hecho eso, me dijo que estaba loca, que eso es mentira”, continuó.  “Son print (impresiones) de mensajes. ¿Quién sabe quién está detrás de esos teléfonos, cuando son print de mensajes?”, argumentó sobre una de las pruebas.

 

Sí reconoció la existencia de un audio donde “dice una que otras cosas”.

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS