En San Pedro de Colalao salieron a exigir seguridad

Vecinos y comerciantes marcharon a la comisaría. “No solo les están robando cosas materiales”, advirtió una abogada Denuncian que un hombre de 90 años murió de un ACV luego de haber sido asaltado

314   1/03/2017

Venían soportando un robo tras otro. Pero hubo un caso que los desbordó. Se trata de un hombre de 90 años que sufrió un ACV a causa de un asalto y falleció dos semanas después. Indignados por esa situación, vecinos y comerciantes de San Pedro de Colalao se organizaron, prepararon pancartas y salieron a las calles de la villa para exigir protección.

La protesta se realizó el lunes a la tarde. Carteles en mano, los habitantes de San Pedro de Colalao dieron dos vueltas a la plaza principal. Después se detuvieron frente a la comuna, donde no había nadie debido al feriado, para seguir paso hasta la comisaría. “Ningún policía salió para preguntarnos para qué marchábamos o qué queríamos”, se quejó Elva Mamaní, una de las manifestantes.

Sin embargo, la mujer aseguró que cuando la movilización había finalizado y un grupo reducido de vecinos conversaba en la plaza, dos policías se les acercaron. “Nos dijeron que el comisario pedía que se presente el cabecilla de la marcha. Nosotros les contestamos que no hay ningún cabecilla, que somos el pueblo pidiendo seguridad”, agregó Mamaní, indignada.

Hace por lo menos un mes que los vecinos vienen exigiendo que alguien se haga cargo de la ola de inseguridad que padecen. El último caso grave fue el de Ángel Segovia, quien tenía 90 años y murió a causa de un ACV. Los vecinos dijeron que el hombre sufrió ese ataque hace 15 días, cuando entraron delincuentes a su casa. “Lo ataron, lo amordazaron y lo encerraron. Le robaron todos sus ahorros que eran para la siembra, porque él vivía de su tierra y de sus animales, y una escopeta. El señor vivía en el campo, a unos seis kilómetros del centro”, explicó Mamaní.

Luego hubo una seguidilla de robos que afectó tanto a vecinos como comerciantes. “El jueves entraron a la casa de Pastor Lizardo y también le robaron la escopeta. Además, hay muchos hechos de los que no nos enteramos porque las víctimas no hacen la denuncia”, agregó la mujer. En ese sentido, reclamó: “queremos que cambien a la Policía porque la corrupción está ahí, lo primero que te preguntan antes de tomarte una denuncia es cuánto hay”.

Unificar los casos

Debido a esta problemática, comenzaron a reunirse cada jueves y analizar la situación. A ellos se les sumaron dos abogadas, Natalia García Salemi y Mónica López, quienes están trabajando en unificar las distintas causas para tramitarlas ante la Justicia.

“Por fin el pueblo tomó conciencia de la inseguridad que se está viviendo y decidió salir a la calle a pedir justicia y seguridad. Y obviamente una Policía eficaz, ya que solo hay dos oficiales en la comisaría que ni siquiera atienden el teléfono”, afirmó García Salemi. “La gente se dio cuenta de que no solo les están robando cosas materiales sino también les roban el derecho de ser solidarios ya que cuando pasa un hecho delictivo nadie se anima a intervenir por miedo”, agregó la letrada, que también participó de la marcha.

“LA GENTE TIENE RAZÓN”, DIJO EL COMISIONADO Luis Andrada, delegado comunal, aseguró que comprende el reclamo. “Desde la comuna gestionamos una reunión entre los vecinos y las autoridades de Seguridad de la provincia, que se realizó hace pocos días”, contó. También señaló que en enero no hubo ningún problema de este tipo porque enviaron 40 policías para reforzar la seguridad debido a la temporada alta. “Pero en febrero terminó ese operativo, vino otro tipo de gente y muchas personas sufrieron robos.

Hablé con el ministro Regino Amado y me informó que a partir de marzo solo quedará la planta permanente, que son entre tres y cinco policías por día. Yo también creo que no es suficiente”, consideró. “La gente tiene razón, pero la parte de Seguridad depende de ese Ministerio”, agregó. Por último, confirmó que el comisario local fue apartado y que llegarán nuevas autoridades.

“LA GENTE TIENE RAZÓN”, DIJO EL COMISIONADO

Luis Andrada, delegado comunal, aseguró que comprende el reclamo. “Desde la comuna gestionamos una reunión entre los vecinos y las autoridades de Seguridad de la provincia, que se realizó hace pocos días”, contó.

También señaló que en enero no hubo ningún problema de este tipo porque enviaron 40 policías para reforzar la seguridad debido a la temporada alta. “Pero en febrero terminó ese operativo, vino otro tipo de gente y muchas personas sufrieron robos. Hablé con el ministro Regino Amado y me informó que a partir de marzo solo quedará la planta permanente, que son entre tres y cinco policías por día.

Yo también creo que no es suficiente”, consideró. “La gente tiene razón, pero la parte de Seguridad depende de ese Ministerio”, agregó. Por último, confirmó que el comisario local fue apartado y que llegarán nuevas autoridades.

COMENTAR
LE PUEDE INTERESAR
Inseguridad en barrio SOEME, robaron 3 veces en una semana

323        
ÚLTIMAS NOTICIAS
HAZTE FAN
TENDENCIAS