Inundaciones

El legado de Alperovich: profesores y alumnos aún cruzan entre piedras y troncos para poder llegar

174   13/11/2015

CONCEPCIÓN.- El río Singuil se puso bravo ayer a la mañana. Llovió del lado de Catamarca y el cauce, que baja desde esa provincia, incrementó su caudal para desgracia de los pobladores de Escaba de Abajo.

Doña Isabel Muñoz intentó pasarlo con sus tres hijos de seis, 10 y 12 años, a los que acompañaba a la Escuela 190. Encaró el badén precario que construyó la comuna con piedras y troncos, pero enseguida, advertida del peligro, renunció a su afán. Las aguas superaban el paso. Así las cosas los chicos no pudieron asistir a clase.

“Nos volvemos a casa y recién los mandaré a la escuela cuando se pueda cruzar el río. Con este caudal es peligroso atravesarlo. Cualquiera se puede caer y ser arrastrado hasta vaya a saber donde”, temió la mujer.

“Esto es un anticipo de lo que nos va a tocar vivir en el verano, cuando llueva más. Entonces se repetirán los padecimientos de principio de año, porque no se hizo ninguna obra seria para solucionar el problema de no tener un puente sobre el río”, se quejó, amargamente.

El único viaducto que comunicaba los dos sectores en que divide el Singuil a esa comunidad era colgante y fue arrastrado a principio de marzo pasado por una furiosa creciente.

La obra sucumbió ante los avatares de la naturaleza, luego de permanecer 25 años beneficiando a los casi 600 vecinos. La parte oeste del poblado permaneció completamente aislada durante casi tres semanas.

Del otro lado

La ex comisionada comunal Miriam Boydo recibió entonces la promesa de funcionarios de la provincia de que se construiría hasta antes de este verano un nuevo puente de cemento. Como solución provisoria Vialidad de la provincia reencauzó un tramo del río, lo hizo más angosto a la altura del puente caído y construyó un badén con tubos de cemento. Pero otra creciente posterior volvió a abrir el río y el paso ahora llega con los caños hasta la mitad de la corriente.

La comuna se encargó después de completar el badén, pero con un trabajo precario. “Lo peor es que el puente prometido no se inició. Lo único que nos queda es rezar para que no llueva mucho y que al Singuil se lo pueda pasar aunque sea a caballo”, planteóFabián Nieva. Según él, lo más dramático es que tanto la escuela como el dispensario quedan del lado al que se puede acceder o salir solo pasando el río.

Zozobrando

De uno y otro lado a diario van y vienen docentes, estudiantes, trabajadores y pobladores con distintos compromisos. Nieva advirtió, además, sobre la situación extrema que puede llegar a soportar un vecino que enferme.

“No quiero ni imaginarme si una persona, en temporada de crecientes, llega a necesitar atención médica de urgencia. Quedamos aislados”, expuso. También habló de las producciones de zapallo, maíz y otras que tienen que ser sacadas en el verano. “Si no hay paso, la gente pierde todo”, aseguró.

El director de la escuela 190, Jorge Castillo, reconoció que el paso precario del río, expone a riesgos a todos los docentes y algunos niños del lado este, que deben atravesarlo de lunes a viernes. Ayer lo cruzaron haciendo malabares por el badén precario. “Aquí nos arriesgamos nosotros y los chicos. Aunque tenemos directivas de que no nos expongamos a situaciones extremas, a veces el río crece en el momento menos pensado”, advirtió el docente.

“La semana anterior, el tractor que nos hacía pasar se quedó atascado en medio de la correntada. Hubo momentos de mucha zozobra. Parecía que las aguas nos iban a arrastrar. Tuvimos mucho miedo, hasta que logramos salir”, contó la maestra Isabel Zelaya. “Muchas veces nos esforzamos en llegar porque los chicos del otro lado nos esperan. También está el comedor que los alimenta”, apuntó Castillo.

Prevenir

El comisionado comunal de Escaba, José Aguilar, dijo que el Gobierno gestiona fondos para construir un puente duradero. Pero advirtió que el proyecto, de un presupuesto de $ 5 millones, sólo estaría en marcha en 2016.

“Nos queda estudiar medidas a fin de que en el verano los vecinos que quedan aislados puedan ser asistidos cuando ellos lo requieran. Y en ese sentido pensamos en disponer de una lancha”, aseveró a LA GACETA.

“En estos momentos he dispuesto de un tractor para ayudar a la gente a cruzar el río. Y también se estudia concluir lo que resta del badén hecho con tubos”, precisó. Reconoció que la solución definitiva va a ser el puente que gestiona y que, según dijo, no pudo ser iniciado en razón de la transición política. (C)

COMENTAR
LE PUEDE INTERESAR
ÚLTIMAS NOTICIAS
HAZTE FAN
TENDENCIAS