Desde hoy rige el nuevo reglamento de prevención contra la violencia

El protocolo fue oficializado este martes en el Boletín Oficial. A qué personas se les podrá prohibir el acceso a los estadios. Desde hoy funcionará en el estadio de Atlético Tucumán.

486   25/04/2017 Gastón Banegas

El Ministerio de Seguridad de la Nación aprobó este martes el “Reglamento de Prevención contra la Violencia en Espectáculos Futbolísticos” que se aplicará a partir de hoy en todos los partidos de la AFA, FIFA o CONMEBOL que se desarrollen en el territorio argentino.

El nuevo protocolo surgió porque, según la administración nacional, “los estándares internacionales de seguridad en espectáculos deportivos, y el conocimiento y la experiencia recogidos, tornan imperiosa la adecuación de la normativa en materia de seguridad deportiva, mediante el diseño e implementación de las nuevas políticas de prevención”.

El Reglamento, que fue oficializado hoy a través de la Resolución 355-E/2017 del ministerio que dirige Patricia Bullrich, incluye un cambio clave: las listas de admisión (en el texto, “de Restricción de Concurrencia Administrativa”) serán elaboradas por el Gobierno.

Esa modificación está contemplada en la Resolución 354-E/2017, que también se dio a conocer este martes en el Boletín Oficial. El artículo 2 del texto indica que se podrá prohibir el acceso a toda persona que:

a) Se encuentre condenada, procesada o con auto de elevación a juicio, o que se encuentre sujeta a suspensión de juicio a prueba, respecto de delitos que hayan sido cometidos en el marco de la Ley N° 23.184, o por cualquier otro delito cometido en el exterior, con motivo u ocasión de un espectáculo futbolístico.

b) Haya sido condenada por delitos dolosos con pena de reclusión o prisión de más de tres años.

c) Se encuentre sancionada respecto de una contravención, que haya sido cometida en el marco de un espectáculo futbolístico, ya sea antes, durante o después de la disputa del encuentro o durante las concentraciones o entrenamientos de los equipos.

d) Hubiera tenido conductas violentas contra las personas o las cosas, hayan ingresado a lugares no permitidos, entre otras, dificulten el normal desenvolvimiento de un espectáculo futbolístico, ya sea antes, durante y después de la disputa del encuentro o durante las concentraciones y entrenamientos de los equipos.

“La restricción de ingreso será por un período no menor a seis meses y no mayor a veinticuatro meses”, dice la norma. Además, precisa que si dentro del año de aplicada la restricción la persona cometiera nuevamente algún hecho que incite a la violencia “se le incrementará al doble la medida prevista”. “En caso de segunda o ulteriores reiteraciones de las conductas sancionadas, se podrá aplicar una restricción de hasta cinco años”, indica.

En el mismo texto, el Ministerio de Seguridad instruyó a la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos a comunicar “la nómina de personas con restricción de concurrencia a las jurisdicciones locales y al organizador”.

En las 12 páginas que componen el Reglamento se detallan las obligaciones de los organizadores, las nuevas medidas de seguridad y los requerimientos técnicos con los que deberán cumplir los estadios de fútbol. Las pautas descritas alcanzan a cualquier partido que se celebre entre equipos integrantes de la AFA, la CONMEBOL o la FIFA dentro del territorio argentino.

A partir de hoy, los organizadores deberán “facilitar a los organismos públicos competentes toda la información disponible sobre los grupos de simpatizantes, referida a composición, organización, comportamiento, evolución, planes de desplazamiento, agencias de viaje que utilicen, medios de transporte, localidades vendidas y espacios reservados en el predio donde se desarrolle un espectáculo futbolístico”.

Además, se les ordena a las entidades “abstenerse de proporcionar y/o facilitar, por si o por terceros, a las personas o grupos de simpatizantes que posean alguna restricción de acceso a los estadios, medios de transporte, subvenciones, entradas, descuentos, publicidad, difusión o cualquier otro tipo de promoción y/o apoyo de sus actividades”.

El protocolo establece también que los clubes deberán informar a la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Fútbolísticos, con una antelación no menor a 10 días hábiles, la fecha de aquellos eventos considerados “de alto riesgo”. En estos casos, el organizador deberá implementar al menos las siguientes tres medidas: sistema de venta de entradas; separación de las aficiones rivales en zonas distintas del estadio; control de acceso para el estricto cumplimiento de las prohibiciones existentes.

En tanto, el Reglamento establece que solo se podrá ingresar a los estadios “con banderas y/o lienzos de una superficie que no sea superior a 1 x 1,5 metros, y que no contengan mensajes ofensivos, discriminatorios o que inciten a la violencia”.

Por otra parte, se menciona que “quien comercialice las entradas para cualquier espectáculo futbolístico a realizarse, deberá requerir la identificación a los adquirentes a través del Documento Nacional de Identidad (D.N.I.) o Pasaporte, según el caso”. En este marco, el organizador está obligado a “comprobar la identidad de los concurrentes” con la presentación del documento correspondiente.

En otro tramo del documento, se lee que “los menores de 16 años deberán concurrir a los estadios donde se celebre un espectáculo futbolístico acompañados de una persona humana mayor de edad”.

Por último, el Título IV describe cuáles son los requerimientos técnicos a los que deberán adecuarse los estadios deberán. Incluye cuestiones de iluminación, señalización, accesos y servicio médico, entre tantas otras.

TEMAS:
LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS