Copa Libertadores

Racing goleó al Táchira en su regreso a la Copa Libertadores

170   18/02/2015 Rogelio Parolo

Tras doce años de ausencia y un agotador viaje cargado de inconvenientes, el estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo fue testigo del regreso triunfal de Racing a la Copa Libertadores de América. La floja presentación en su debut ante Rosario Central en el torneo doméstico, junto con la enorme cantidad de horas de vuelo, generaba un manto de dudas sobre lo que podía hacer la “Academia” frente al Deportivo Táchira de Venezuela.

La presión ejercida por el dueño de casa no le impidió al equipo de Diego Cocca gestar la primera ocasión de riesgo. Una buena triangulación entre Gustavo Bou, Diego Milito y Washington Camacho le causó un gran dolor de cabeza a las 40.000 personas que observaban el partido. De no haber sido por el sacrificio de Yuber Mosquera los argentinos se hubieran puesto en ventaja en las primeras acciones del duelo.

La respuesta del combinado de Daniel Farías llegó a través de una rápida salida en un tiro de esquina. La maniobra de distracción que protagonizó Yohandry Orozco le dio la posibilidad a Wilker Ángel de quebrar el cero. Sin embargo, el cabezazo del defensor se fue a unos centímetros del poste derecho de Sebastián Saja.

El espectáculo se mantenía abierto y un disparo de Bou en el palo ejemplificó la intensidad con la se disputaba el choque. Los reclamos de un penal de Carlos López sobre Milito fueron ignorados por Julio Bascuñán, quien argumentó su decisión con la ley de la ventaja.

A los 21 minutos el fiel reflejo del trabajo elaborado en la semana provocó la felicidad en los albicelestes. Un tiro libre ejecutado por el de Concordia encontró a un exquisito Luciano Lollo, quien definió con un taco hermoso para establecer el 1 a 0. Con la mínima diferencia los de Avellaneda crecieron en el aspecto anímico y se animaron a probar con disparos de larga distancia. El más claro lo tuvo Marcos Acuña, quien hizo volar a Alan Liebeskind para que éste mantenga a su equipo con vida.

Antes de irse al descanso la dupla de ataque argentina volvió a engendrar una acción que terminó en la red. El experimentado delantero con pasado en Europa asistió a Bou y el ex River, Gimnasia y Olimpo marcó el 2 a 0. Lo único que tenía que corregir la “Academia” era la forma de tomar las marcas en los balones detenidos.

En el complemento, un tiro de Francisco Flores pudo convertirse en el descuento local, pero la aparición de Saja fue fundamental para mantener la diferencia de dos goles. Sin embargo, una nueva jugada enlazada por la “Pantera” liquidó el pleito. El goleador dominó con el pecho y la colgó del ángulo para sellar el 3 a 0.

No conforme con las dos conquistas, Bou se disfrazó de enlace y dejó a Diego Milito mano a mano frente a Liebeskind. Con un leve movimiento de cintura, el “Príncipe” desparramó al arquero y celebró el 4 a 0. Racing volvía a la competición internacional más codiciada del continente con una notable demostración de jerarquía.

Como si se tratara de un sueño hecho realidad los de Diego Cocca volvieron a golpear al vulnerable elenco venezolano. Otra asistencia de Milito y una nueva definición de la figura de la noche concluyó en el 5 a 0. Ni siquiera el penal que inventó el asistente Christian Schiemann le sirvió al Táchira para salvar su orgullo. Desde los doce pasos, Rojas envió la pelota por encima del travesaño y la jornada terminó a la perfección para los de Cocca.

Si bien el camino es largo y todavía faltan un largo camino hacia las instancias decisivas, Racing dio el primer paso para alimentar la ilusión que tanto anhelan los fanáticos de la “Academia”: repetir lo que alguna vez se consiguió en la época dorada de la década del sesenta.

28

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS