Atlwtico de Madrid 2 Barca 3

Messi, Suarez y Neymar 3 Atletico de Madrid 2

Un partidazo que tuvo de todo: golazos, polémicas, expulsados y hechos insólitos.

100   29/01/2015 Gastón Banegas

ESPAÑA.- Electrizante. Una ráfaga de 45 minutos de fútbol letales, vertiginosos, impactantes…
El partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa del Rey entre Atlético de Madrid y Barcelona duró apenas un tiempo. En ese lapso, el Barsa aseguró la clasificación a la semifinal. La segunda etapa estuvo de más.
Con el 1-0 en la ida, el 3-2 al momento del entretiempo sentenció la serie. Mucho más porque en vestuarios, el árbitro Gil Manzano expulsó a Gabi.
Y ya con 10, al Aleti le fue imposible ir por la hazaña de convertir tres goles y eliminar al equipo de Luis Enrique. En esos 45 minutos iniciales, en los que el equipo del Cholo Simeone fue superior en el juego, el Barsa demostró que también puede ganar jugando de contra.
El primero y el tercer gol, ambos convertidos por Neymar, lo confirman. Superado por la voracidad de los hombres del Cholo, el Barsa tuvo a su envidiable tridente para equilibrar el juego. En especial, a Messi.
Si bien Leo no convirtió, fue clave para torcer la historia. En el primer gol, un quiebre de cintura para sacarse de encima a su marcador fue el principio del fin para el Aleti.
Aceleró de contra tras esa acción, alargó para Luis Suárez y el uruguayo se la punteó a Neymar para que se vaya solito hacia el arco rival e igualara el marcador, abierto por el Niño Torres antes del minuto de juego.
El partido no dio tregua para levantarse del asiento/sillón. Ni para atender el teléfono. Hasta por cosas insólitas, como el banderinazo que recibió Jordi Alba en la cara de parte del asistente.
El mismo que esquivó el botinazo de Arda Turan, quien, enajenado, se sacó un botín y se lo revoleó por una falta no sancionada (era roja por esa acción pero sólo vio la amarilla).
También hubo polémicas. El penal de Raúl García para el 2-1 parcial no lo fue. Juanfran chocó a Mascherano y no al revés. Y un detalle: Masche estaba fuera del área. Y otro error clave: ya en el 2-2, hubo mano de Jordi Alba en el área del Barsa.
Era penal pero el árbitro no lo cobró y de esa acción llegó el contragolpe comandado por Messi que el propio Alba, lanzado al ataque, aprovechó para asistir a Neymar.
Ahí, con ese probable 3-2 del Aleti que terminó en el 3-2 pero del Barsa se terminó parte de la serie. La expulsión de Gabi fue lo que faltaba. Con oportunismo, contundencia, una cuota de suerte y el trío de ataque haciendo lío, los de Luis Enrique dejaron afuera a los de Simeone y ya esperan tranquilos en la semifinal de la Copa del Rey.
Mirá los goles

LE PUEDE INTERESAR
COMENTAR
ÚLTIMAS NOTICIAS